Lo que pasa con el Turismo

Un año más, Melilla acude con todo el bombo y todo el platillo a la Feria Internacional de Turismo para intentar, de nuevo, captar turistas que hagan que el nombre de la ciudad sea más conocido, no por sus conflictos y problemas, sino por sus cualidades como ciudad turística. Además, se pretende hacer que Melilla tenga una fuente de ingresos extra, ya que hay tanto paro y tanta crisis.

Les hago esta pregunta ¿Cuantos años llevamos participando en FITUR?, la respuesta corta es, muchos, muchos, pero que muchos años. ¿Cuanto dinero hemos gastado en ir a FITUR?, la respuesta corta vuelve a ser muchos, muchos pero que muchos millones del bolsillo de los melillenses. Y ahora, que tiene estas dos preguntas y sus respuestas en la cabeza, haga la siguiente reflexión:

 

Melilla, ciudad crisol de culturas, monumento al modernismo, con una ciudad vieja que tiene 500 años de hitoria, la puerta de Europa en África… ¿Cuántos españoles saben dónde está Melilla?, y de esos españoles ¿Cuántos saben que en esta ciudad conviven cuatro culturas? Y de esos ¿A cuantos les importa? ¿Cuánta gente ha venido a Melilla porque no puede resistirse a los encantos del Modernismo? ¿Y para visitar Melilla la Vieja?… y lo más gracioso del asunto ¿Cuánta gente, en general, por cualquier motivo, aunque sea por curiosidad, ha venido a visitar Melilla, desde que participamos en FITUR?

 

La verdad es que Melilla no es un destino turístico porque no está preparada para ello. La razón más lógica nos la da cualquier persona que va de vacaciones, usted mismo, plantéese venir a Melilla de turismo, ¿cuál es el primer impedimento que nos encontramos?, incluso pretendiendo que Melilla fuera super-hiper interesantísima como destino por sus playas, su modernismo, sus cuatro culturas y su Melilla la Vieja, o incluso como ciudad de paso para irse a Marruecos, lo primero que te pega donde más duele, que no es otra cosa que el bolsillo, es el precio de los billetes. Por mucho que Air Nostrum firme acuerdos con la Ciudad Autónoma para abaratar los billetes de avión, la realidad es que si a los melillenses ya nos parecen caros los pasajes, de los que “sólo” pagamos la mitad, imagínense a una familia de, no se, Burgos, tratando de averiguar porque le sale más barato irse a Nueva York con la familia, que a Melilla. Imagínense la discusión en casa, con los dos folletitos de la agencia de viajes, uno para Melilla y otro para Nueva York… Kafkiana.

 

Y es que Melilla, no es un destino interesante para el tipo de turismo que se pretende atraer. El responsable de la cartera de Turismo de la Ciudad Autónoma de Melilla, Javier Mateo, cierra en FITUR acuerdos con agencias de viaje para ofrecer el llamado “Producto Melilla”, que tiene que competir con otros “productos” mucho más interesantes en calidad, cantidad y sobretodo precio. Mateo cierra en FITUR la llegada de cruceros. Analicemos los cruceros que vienen a Melilla:

 

Los turistas suelen llegar a medio día e irse a primera hora de la tarde, no pernoctan, tienen la comida solucionada en su barco, muchos de ellos bajan ya comidos del barco, con lo que ni tapean, y casi no les da tiempo a darse una vuelta por la ciudad para hacer alguna compra porque, uno, la mayoría de sus horas de estancia se producen cuando los comercios están cerrados y dos, el Patronato les prepara un tour de modernismo, Melilla la Vieja y Ruta de los Templos tal que no les da tiempo ni de ir al servicio. Si a ello le sumamos que la gran mayoría de los turistas que han venido, pudieron, por la edad, haber viajado en el Titanic, ya me dirá usted lo que aporta este turismo a la economía de la ciudad y a su conocimiento allén de los mares. Claro, que lo que no se cuenta es que estos cruceros paran en Melilla porque les regalamos el atraque, lo cual es un ahorro para la compañia de cruceros nada desdeñable, además de un gasto considerable para la ciudad que asume con resignación con tal de ver a 100 pensionistas noruegos dándose un rule por melilla. Por si esto fuera poco, que no lo es, las azafatas del patronato, traductores e incluso el merchandising de Melilla, se pone a disposición de los grupos de visitantes, de gañote, para que se vayan muy contentos, dejándo a los Melillenses atrás, yo diría que con cara de tontos. Me imagino la conversación de estos pensionistas a la vuelta a casa, hablando de Melilla. No señores, los cruceros no son jauja para los melillenses, en cualquier caso, son todo lo contrario, pero viste mucho… el político.

 

Otra de las cosas que se hace en FITUR es llegar a acuerdos con las compañías de transporte aéreo y marítimo. Bien, los melillenses llegamos siempre con la misma necesidad, barcos más modernos, limpios, y rápidos, con un horario beneficioso para el turismo. Por otra parte, volvemos con el problema del precio de los billetes de avión, no tanto las conexiones, pues hoy en dia los transbordos no son tan preocupantes, y siendo que Málaga está tan bien conectada, incluso internacionalmente, con abaratar y centrarse en el vuelo Málaga-Melilla, se atraería algo más de turismo. Y sin embargo, una vez termina FITUR, nos regresamos de allí con paquetes de barco y hotel, en el mismo barco, las mismas condiciones y a las horas que ustedes ya conocen, y con paquetes de “ahorro” de avión, que como decía ya nos salen caros a los melillenses que pagamos solo la mitad, conque imagínense el turista, además de con nuevas conexiones, como la recién anunciada vuelta de la conexión con Barcelona.

 

FITUR, en definitiva no nos sirve más que para perder el tiempo, eso si, con cargo al dinero de todos los melillenses, que además ni siquiera sirve para dar trabajo. ¿Saben cuantas empresas y trabajadores melillenses llevan a cabo la instalación y puesta en escena del stand de Melilla? ¿Saben cuanto dinero nos cuesta a los melillenses habiendo además una tasa de paro como la que hay?.

 

Pero déjenme que les hable del verdadero turismo de Melilla, el que si beneficia a los comerciantes de la ciudad y por ende genera economía y empleo. Se trata del turismo de marruecos. ¿Cuántas familias pasan a diario por la frontera de Beni-Enzar para pasear, consumir y regresar a Marruecos?, no hace falta que yo les responda a esta pregunta, vaya usted hoy mismo a ZARA, o a MANGO, o a ESFERA, y cuente usted la cantidad de extranjeros marroquíes que están comprando, cuente usted la cantidad de ropa que compran. Vaya usted al Paseo Marítimo, mire las terrazas de los restaurantes o cafeterías y cuente la cantidad de turistas marroquíes que llenan los locales… ¿Sabe usted cuánto dinero se gasta una familia marroquí de media en su visita a Melilla?, no deje que yo le responda, pregúntele a cualquier empresario de hostelería, o a cualquier tienda de ropa, complementos, joyería, deporte… o compruébelo usted con sus propios ojos. Y lo más curioso del asunto ¿Que es lo que ha invertido el gobierno local para mejorar las condiciones en las que estas personas son recibidas en Melilla?, ¿a cuantas ferias de turismo o convenciones turísticas ha acudido el corporativo local en Marruecos, país de procedencia de un tanto por ciento muy elevado del turismo de calidad que viene a la ciudad? ¿Cuántas infraestructuras, sistemas, presentaciones, folletos, merchandising, acuerdos… se han realizado en el sentido de atraer mayor cantidad de este tipo de turismo?…

 

Mientras tanto, seguimos en FITUR, haciéndonos fotos con los Reyes, recibiendo la visita de Sara Montiel y oye, quien sabe, igual conseguimos cerrar con la Esteban, el madrinazgo de la Semana Nautica.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s