¡Una de aviones por favor!

 

Como todos los melillenses sabemos, el transporte aéreo de Melilla no reúne las condiciones necesarias para ser llamado la “carretera de Melilla”, ya que de otra forma, no existe comunicación con el resto de España. El transporte con la Península adolece de comodidades y frecuencia, es cierto, pero cualquiera que tenga dos dedos de frente, de lo que primero se quejaría es del PRECIO. Porque, seamos francos, si pudiera volar por 30 euros, a cinco minutos de la salida del vuelo, como si de un autobús se tratara, no me importaría que sólo pudiese volar a Málaga, y que no lo pudiera hacer ocho veces en el día. Con tres de ida y tres de vuelta, a horas bien escogidas, me basta y me sobra. Y si tengo que ir un poco apretado, y para conseguir ese precio tengo que ir prácticamente con lo puesto, es decir, sin maleta, que se page a parte, pues también me conformo. ¿Quien en Melilla, seriamente, diría que no a tal propuesta? ¿Es que hay alguien que prefiere pagar prácticamente lo que a la compañía le salga de las narices para poder “disfrutar” de un llamémosle “numeroso” horario de vuelos y destinos?, ¿Acaso disfrutamos de un servicio de transporte cómodo con la península que justifique el estipendio monetario al que somos sometidos cada vez que tenemos que viajar?.

Podríamos divagar y salirnos de la cuestión, ser lejanos a la problemática que se siente en la calle y decir que el problema del transporte es que no hay un puerto más grande, que los aviones no viajan a Sevilla o que no hay comodidades durante los trayectos, pero estaríamos engañando a todo el mundo, incluídos nosotros mismos.

El problema del transporte es muy sencillo, no hay que darle muchas vueltas, ES CARO. Y además es caro porque está hecho de manera que tengamos que pagar una burrada de dinero cuando no tenemos más remedio que viajar, es decir, la compañía aérea, en este caso Air Nostrum, se aprovecha de la necesidad de los melillenses para hacer negocio, y aunque saque billetes baratos de vez en cuando, la realidad es que lo que el melillense quiere es viajar cuando lo necesite, a un precio asequible. No es mucho pedir, teniendo en cuenta que Melilla está aislada de España, y que siendo una ciudad de 13 kilómetros cuadrados, no tiene muchos servicios especializados médicos, ni grandes almacenes, ni campo para expandirse (salvo los cuatro metros de pinos), ni un montón de facultades, ni industria… todo eso y mucho más los melillenses tienen que buscarlo en la península, en muchos casos de manera urgente y no planificada.

El melillense necesita, como el malagueño, poder agarrar sus maletas e irse de puente sin tener que planificarlo con meses de antelación, o arruinarse en billetes prohibitivos.

No señores, a los melillenses no nos preocupa el vuelo con Sevilla, que es mu bonito y mu chulo, pero no es lo importante. Al melillense lo que le preocupa es que de un día para otro, un billete Melilla-Málaga, es decir, el más barato, de ida y vuelta cuesta 210 euros. Es decir, que para desplazarme a la localidad española más cercana a Melilla en avión, me tengo que gastar 210e. Se que me van a decir que se puede ir en barco, pero también es verdad que la inteligencia de los que hacen los horarios del barco, obliga a dormir en Málaga, mínimo una noche, con lo que te sigue saliendo caro el viajecito de marras, amén de la lentitud de este transporte que si bien se puede hacer en 4 horas con el rápido, también es cierto que con un poco de viento se acobarda y te tienes que ir a vomitar al lento, que son 8 horas. Pero recuerden esto, por mucho que uno se estruje el seso para ir y volver en el mismo dia y así no tener que pagar hotel en Málaga, los horarios están diseñados específicamente para que esto no sea posible. El tema del barco es de todos modos algo para echar de comer a parte. Se trata de un medio de transporte ridículamente copado. Me explico, si una persona normal, es decir, sin ningún tipo de descuentos mas que el de residente, quisiera viajar en barco a la península, en condiciones medio cómodas, es decir, en camarote, tiene que pedir su billete con meses de antelación, depende de que fechas, casi debe de reservar y comprar su billete inmediatamente después de que se publiquen los horarios de la temporada. La razón es que hay un sinfín de colectivos que, por una causa u otra, tienen derecho a viajar en barco, sino gratis, por un precio tan irrisorio, que les merece lapena reservar el billete aún sin tener la intención de viajar “por si acaso luego me apetece ir”, dejándo a la mayoría de los mortales sin la posibilidad de usar este medio de trasporte en condiciones medio humanas. Y digo esto porque imagínense (algunos seguro que ya lo han probado) tener que ir usted y su familia, con niños pequeños incluídos, en butaca, 8 horas por la noche… al dia siguiente le tienen a usted que recoger del barco con una pala. Creo que las galeras romanas eran más cómodas, tipo del látigo incluído.

Crreo que los melillenses somos los únicos a los que de verdad nos preocupa el asunto del precio de los billetes de avión, porque somos los que lo pagamos de nuestro propio bolsillo. Creo que los grandes partidos nacionales representados en Melilla nunca harán nada definitivo porque en Madrid este tema, simplemente, NO PREOCUPA, y cualquier medida que se adopte desde un Gobierno local de color nacional, será siempre “a medias”. Hemos visto como el Partido Popular, mientras gobernaba en Madrid además de en Melilla, nunca luchó por rebajar el coste de los billetes de avión, excusando a sus homólogos en la capital con una interminable ristra de demagogia. En el año 2004, el actual protavoz del Gobierno local, Daniel Conesa, decía que el Gobierno del PP no había aumentado la bonificación al trasporte aéreo, que en aquel entonces estaba en el 38%, porque “había otras prioridades como hacer un cambio de flota”, algo que es incomprensible, pues una cosa no quita la otra, la renovación de la flota es responsabilidad de Air Nostrum, no de la Ciudad Autónoma o, en este caso, del Gobierno Central. En esa ocasión, Conesa aseguraba que el Gobierno del Partido Popular había hecho más que nadie por la mejora de las condiciones del transporte aéreo, hoy, con un 50% de la bonioficación aplicada por el gobierno socialista, seguimos pagando el mismo, o incluso mayor precio que en el año 2004, gracias, entre otras cosas a los convenios publicitarios firmados entre el Gobierno del PP de Melilla y la compañía. Es decir, una vez cambiado el color el Gobierno en Madrid, el Partido Socialista logra rebajar el coste de los billetes, a los residentes, en un 50%, pero esta rebaja se ve velada por la subida del coste del transporte aéreo que sigue en manos de una empresa privada en régimen de MONOPOLIO. La solución dada por el gobierno Imbroda es “sobornar” a la compañía aérea con más de dos millones de euros anuales para que ofrezcan paquetes de ahorro con un montón de restricciones y que hay que planificar con meses de antelación para obtener. Creo que los melillenses tenemos derecho a utilizar el transporte aéreo en las mismas condiciones que un malagueño usa la carretera de Cádiz, es decir, cuando y como le venga en gana, por un precio casi comparable al de un peaje de autopista, es decir, unos 30 euros.

Y la historia nos da la razón una y otra vez, cada vez que el Gobierno de Melilla forma un convenio con la compañía aérea, ésta sube los precios de los billetes de avión unos meses más tarde. La primera de estas ocasiones ocurre en el 2002, en agosto, la Ciudad firma un acuerdo con Air Nostrum para la rebaja de los billetes de avión, en octubre, varias agencias de viaje informaron a EFE de que la compañía había subido sus tarifas hasta dos veces en los últimos 5 meses. El responsable de la cartera de Turismo del Partido Popular, entonces de UPM, Javier Mateo, explicaba a los melillenses que las compañias aéreas tienen derecho a hacer “dos subidas lineales de precio al año”, y se quedaba tan pancho. Mientras, los sindicatos UGT y CCOO denunciaban que a una familia de 4 miembros le costaba llegar a la península casi 800 euros. Mientras tanto, el presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, decía que estaba en total desacuerdo con la subida de los precios del avión (sin mencionar que tan sólo dos meses antes le había concedido un convenio a la compañía) y deseaba que se acabara el monopolio, incluso el Partido Popular, amenazaba con llevar a Air Nostrum al Congreso por la subida de precios. Analicen; Agosto, convenio, Octubre subida de precios, Mateo lo justifica, Imbroda lo critica y el PP lo denuncia. También, en aquella época, Dionisio Muñoz, que era el secretario general de la UGT, reivindicaba un servicio mixto de transporte, ante la disparatada subida de los precios, mientras que CpM abogaba y sigue defendiendo, la idea de una compañía municipal de transporte aéreo. Pero atentos al cambio, sólo 15 días después de este revuelo, el mismísimo Imbroda sale en rueda de prensa diciendo respecto a la subida de tarifas, que se trata de una empresa privada que puede establecerlos libremente y que no existe ninguna cláusula en el convenio que obligue a una consulta previa a la ciudad autónoma, pero señaló que intentará que “las obligaciones morales también se pongan encima de la mesa” para que “no ocurra más esto y las relaciones vayan bien”. No obstante, el presidente melillense insistió en que “estamos en un sistema de libre mercado y los políticos no tenemos acciones que tomar”, con lo que descartó la comparecencia de Bertomeu en el Senado, aunque reiteró que “vamos a intentar que, en base al convenio, las obligaciones morales estén encima de la mesa y no sólo las contractuales”.

Obviamente, no es serio, que en sólo un mes, Octubre, el Gobierno de la Ciudad pase por las tres fases, la del convenio, la denuncia de las subidas de precios y la bajada de pantalones. Y mientras los melillenses seguimos sacándonos un riñon para poder pagarnos un viaje a la península, repito, en condiciones semi-humanas, porque el avion de Melilla no es de lujo ni mucho menos. Pero es que aquí no acaba la cosa, tan sólo 4 dias más tarde, el mismo presidente Imbroda, después del puente caótico de “Todos los Santos”, denunció la “dejadez y desidia clamorosas de Iberia hacia Melilla” y responsabilizó a la compañía aérea “de lo que pasó y de lo que está pasando”, en relación con los problemas que sufre el transporte aéreo con la península. Dos meses más tarde, ya en enero del 2003, Imbroda vuelve a salir en los medios de comunicación asegurando que iba a rescindir el convenio millonario con la compañía aérea, uno de cuyos aviones sufria en esos días un accidente que causó nueve heridos, y que reportaba a la compañía aérea 1,8 millones de euros al año, hoy recuerden, más de dos millones anuales con el nuevo convenio por valor de diez millones de euros en 4 años. Así lo decidió el Consejo de Gobierno reunido en sesión extraordinaria y urgente, el presidente melillense explicó que al Gobierno autónomo “no le interesa la publicidad tal como funciona la compañía” y que el convenio “no es todo lo fructífero que cabría esperar”. El convenio publicitario no se rescindió como es lógico, es más, desde este “malentendido” entre Imbroda y Bertomeu, la compañia empieza a vender “ofertas” (dicho sea de paso en dias y horas en las que no viaja nadie) y trayectos, como el de Barcelona, Sevilla etc. Que están muy bien, pero que son tan interesantes como un polvorón cuando uno está muerto de sed.

Este baile, entre Air Nostrum y el Gobierno de Imbroda, le sigue costando a los melillenses dos cosas; Una, una cantidad ingente de dinero que se escapa por tres vias, a saber, el 50% de lo que cuesta el billete, más los 10 millones del nuevo convenio, más lo que se paga del bolsillo directamente para poder viajar. Y dos, el mantenimiento a golpe de subvención enmascarada en forma de servilletitas con el logo de Melilla Turismo, de un monopolio de transporte que sólo beneficia a quienes prestan el servicio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s